"Los terapeutas Gestalt somos artesanos de la forma y funámbulos de la clínica."
Nieves y Pedro

APUNTES CLÍNICA GESTÁLTICA

Equipo PiN

Apuntes Clínica Gestáltica I

Y así completamos nuestra propuesta del contexto social sobre el que nos movemos:

APUNTES CLÍNICA GESTÁLTICA

Equipo PiN

Apuntes Clínica Gestáltica I

Para completar los aspectos introductorios, añadimos alguna pincelada más a propósito del contexto social sobre el que nos movemos:

APUNTES CLÍNICA GESTÁLTICA

Equipo PiN

Apuntes Clínica Gestáltica I.

Una práctica clínica gestáltica basada en la Teoría del Self, requiere el cuestionamiento de todo el andamiaje sobre el que estamos acostumbrados a andar.

Algunos aspectos introductorios, que sin entrar en detalles, nos permiten establecer un cierto contexto social sobre el que nos movemos:

PARTE 1

APUNTES CLÍNICA GESTÁLTICA

Equipo PiN

Apuntes Clínica Gestáltica I.

Una práctica clínica gestáltica, basada en la Teoría del Self, requiere el cuestionamiento de todo el andamiaje sobre el que estamos acostumbrados a andar.

Algunos aspectos introductorios, que sin entrar en detalles, nos permiten establecer un cierto contexto social sobre el que nos movemos:

Parte 1

Estamos de vuelta

«Confía en ti mismo, pero consulta una segunda opinión.» Benjamín Prado

Imagen, @evajuan_m

Equipo PiN

Descanso Estival

Amig@s, colegas, client@s…

Nos tomamos unos días de descanso.

Os esperamos a la vuelta.

Equipo PiN

ATMÓSFERAS SELFICAS

Platón reivindicaba la cabeza como la parte del cuerpo más importante del ser humano, de ahí que su cuidado deba ser de extrema delicadeza. Todas nuestras cabezas están heridas por el rayo de algún tormento o pena, eso es inevitable, por eso el abrazo ante la inminente caída se hace cada vez más necesario.” Niño de Elche

Quién o quiénes deben ocuparse del cuidado de nuestras cabezas?

Quién o quiénes deben recogernos cuando, inevitablemente caigamos?

Quién o quiénes deben abrazarnos en nuestra caída?

La respuesta rápida y obvia, para much@s, podría ser la familia, padres, madres, herma@s, parejas, amig@s… La realidad vivida por much@s, o no están, o no son suficientes y la caída no para y precisamos a un otr@.

El cuidado de la cabeza, como parte física del cuerpo, estaba en manos de los médicos. Y cuando alguien padecía de ella, casi siempre mujeres, eran encerradas para el bienestar de sus esposos y familia.

De manera clasica encontramos dos visiones de la salud mental, una refiere una causa emocional al sufrimiento del alma (psíquico) y el tratamiento moral como el adecuado para la persona. Otra visión señalaba una causa física (cuerpo), el tratamiento se centraba en el cuerpo no en la persona. Ambas son complicadas, el pensamiento binario siempre lo es.

Los Filósofos morales (epicúreos, estoicos…), antecesores de alienistas, psicólog@s clínicos,  psiquiatras, hablaban de las enfermedades del alma diferenciandolas de las enfermedades del cuerpo. Y como método para tratarlas el acompañar y hablar con el afligido.

En el siglo XIX, los primeros alienistas en Francia, se ocuparon de lo que llamaron los»dolores del alma» para diferenciarlas de los dolores del cuerpo; comenzaron a visitar los lugares donde «l@s loc@s», eran encerrad@s, por la incapacidad en muchos casos de familia y médicos de no saber que hacer

La Terapia Gestalt en nuestro libro fundacional «Terapia Gestalt: Excitación y Crecimiento de la Personalidad Humana» (PHG) planteaba como uno de sus retos el superar algunas dicotomías existentes todavía hoy en día entre los mejores médicos, una de ellas  «Cuerpo” y “Mente”.

«Esta división paralizante (Cuerpo y Mente), inevitable y casi endémica, ha despojado a nuestra cultura de cualquier alegría y de cualquier gracia.» PHG

Equipo PiN

Imagen ©  @dongkont

ATMÓSFERAS SELFICAS

«Todo da una de cal y otra de arena

Todas las caras tienen su cara y su cruz

Todos somos un pájaro que vuela

A la vez, hacia el norte y hacia el sur

Todo lo que se vuelve a contar ya es otra historia

Todo lo que se rompe, inventa su enemigo

Y la misma canción, al cambiar de persona

No dice lo de siempre cuando dice lo mismo» 19 Días y 500 Noches Después

Canción de Benjamín Prado y Travis Birds

A veces escucho voces, unas me cantan, otras me recitan versos, me cuentan historias…

Parece que todo tiene a la vez su cara y su cruz, una de cal y otra de arena, volamos a la vez al norte y al sur, solo los opuestos se atraen …

Lo uno y lo contrario, aparentemente, andan más junt@s de lo que imaginas. Será que  se aportan novedad el/la uno/una al otro/otra. ?

Hasta aquí todo parece un gran trabalenguas, las voces son caprichosas y poco ordenadas.

Quizás en el día a día podemos encontrar a personas (ya sea en nuestra realidad virtual o de la que aún podemos tocar) que aunque nos distraen, no consiguen llamar nuestra atencion. No son lo suficientemente interesantes como para mantener la excitacion, ya que quizás lo que deseamos, lo que nos excita está en otro lugar, en otra persona…

» El aburrimiento se da, por tanto, cuando, deliberadamente, prestamos atención a algo que carece de interés. La situación que podría llegar a ser interesante queda eficazmente bloqueada». PHG

Otras veces nos abandonamos,  nos dejamos sorprender por lo nuevo, lo que nos interesa de l@s que nos rodean y que nos llena de excitacion.

«(…) porque solamente la novedad es nutritiva.» PHG

Lo que parece que siempre nos acompaña, es este movimiento de la excitación al aburrimiento, imprescindible para el crecimiento.

En la Terapia Gestalt como nosotr@s la entendemos, bueno/malo, blanco/negro, nacer/morir, cara/cruz…son momentos fijados. Al introducir movimiento los transformamos en procesos, que reflejan y amplian el campo de posibilidades.

Así en el PHG podemos leer: «No puede ser rutinario (el contacto), estereotipado o meramente conservador, ya que debe hacer frente a la novedad, porque solamente la novedad es nutritiva»

Equipo PiN

Imagen, Eva Juan Fotógrafa

ATMÓSFERAS SELFICAS

«Haer lo que no tiene palabra es muy difícil. Casi improbable» Ángel Gabilondo

La palabra, el lenguaje con el que nombramos nuestro mundo,  lo que nos rodea, nos define a la vez que define a l@ otr@.

Será por esto que cuando ponemos palabras a nuestros pensamientos, a nuestras emociones las consideramos verdades que adoptan así, como por arte de magia, la categoría de inmutables.

Y como Nietzsche decía «Cuanta dosis de verdad es capaz de soportar una persona».

A veces vamos un poco más lejos y «nuestras verdades» adquieren categoría de certezas, de conocimiento seguro y claro sin miedo a equivocarnos.

Las palabras son condensados de pensamientos que nos dan indicios de por dónde dirigir nuestra conducta. Como dice Gabilondo, si nos falta las palabras no nos encontramos .

Quizás para no perderse y mantener cierto equilibrio mental, James Joyce autor de Ulises, utilizó como herramienta escribir. Además mantuvo una relación muy especial con el lenguaje, a veces una palabra lo atormentaba durante horas descomponiendola fonema a fonema alteraba y buscaba combinaciones infinitas hasta quedar reducida al balbuceo preverbal de los bebés. Como explica José María Álvarez, psicólogo clínico y psicoanalista.

Aquello que no nombramos no existe y persiste e insiste para existir. Nombrar, poner palabras, es existir para un otr@. Nos dice Jean Marie Robine, psicólogo clínico y psicoterapeuta gestalt.

En nuestro libro fundacional, «Terapia Gestalt: Excitación y Crecimiento de la personalidad humana» (PHG), dedican un capítulo a la verbalización y poesía donde pretenden desmontar la dicotomía neurótica «Poesía” y “Prosa”. Plantean que lo contrario a la verbalización neurótica es el habla variada y creativa; no es ni la semántica ni el silencio, es la poesía.

La verborrea (parloteo incesante) nos distrae de la necesidad orgánica en lugar de ayudarnos a concentrarnos en ella. «La poesía, es decir, el arte de hablar de manera expresiva, consiste en la habilidad para mantener una silenciosa consciencia inmediata de las necesidades, de los sentimientos, de los recuerdos, al mismo tiempo que las palabras se van abriendo camino; de esta forma, en lugar de ser un estereotipo banal, las palabras cuando se pronuncian están plásticamente adaptadas a figuras plenamente experimentadas. Estas palabras expresan lo que ha empezado siendo no verbal». PHG

No se trata de convertirnos en poetas si no de ser conscientes de nuestras necesidades, sentimientos, pensamientos… para transformarlas en «palabras de pleno contacto’.

«El objetivo de la psicoterapia es ayudar a los clientes a “transformar su palabra en poesía, su andar en danza”. Isadore From, miembro del grupo fundador de la Terapia Gestalt

Equipo PiN

Imagen, © Chema Madoz

LO ÚLTIMO

CALENDARIO

Archivos

Suscríbete al blog por correo electrónico

blogs interesantes

Facebook

Páginas de interés

ESPACIO GESTALT

LOCALIZACIÓN

ESPACIO GESTALT – Todos los derechos reservados – Aviso Legal

Diseño web Elche, Alicante: ESTRATEGIKA