Lo real en Terapia Gestalt

Escrito por admin el . Posteado en Sin categoría

“¿Qué es ser real? Preguntó un día el Conejito, cuando todos los juguetes estaban juntos cerca de la pantalla protectora del hogar, antes de que Nana viniera a arreglar la habitación. ¿Es tener cosas que zumban en tu interior y una palanca que te hace funcionar?
Ser REAL no consiste en cómo estás hecho, dijo el Caballo. Es algo que te pasa. Cuando un niño te quiere durante mucho, mucho tiempo, no sólo para jugar contigo, sino que REALMENTE te quiere, entonces te conviertes en algo REAL.
¿Duele?, preguntó el Conejito.
A veces, dijo el Caballo, que siempre era de fiar. Pero cuando eres real ya no te importa que te hagan daño.
¿Te sucede de pronto, como cuando te dan cuerda, o poco a poco?”, preguntó.
Eso no te ocurre repentinamente, dijo el Caballo. “Te vas haciendo poco a poco y tarda mucho tiempo. Por eso no le suele ocurrir a los que se quiebran con facilidad, o a los que tienen bordes afilados, o a los que se guardan cuidadosamente. Generalmente, cuando te haces REAL, casi todo tu pelo se ha desgastado, tus ojos se han salido, tus articulaciones están sueltas y te sientes muy maltrecho. Pero estas cosas no importan ya, porque una vez que eres REAL ya no puedes ser feo, excepto para la gente que no entiende.”Margery Williams.

Si quieres leer el texto completo pincha el siguiente enlace:
El Conejo de Terciopelo

Espero vuestros comentarios.
Hasta el próximo.

¿Y tú de quien eres?. Lealtad y pertenencia en Terapia Gestalt.

Escrito por admin el . Posteado en Sin categoría

¿Y tú de quien eres?
Lealtad y pertenencia en Terapia Gestalt

Aquellos que tuvimos abuelos cuyo origen fue un pueblecito diferente a la gran ciudad donde vivíamos, hemos tenido probablemente la siguiente experiencia:
Ir al pueblo en vacaciones de verano, ser observados por los habitantes habituales del mismo, con la pregunta flotando en el aire: ¿Y estos forasteros quienes serán? E inmediatamente algunas de las mas atrevidas acercarse y preguntar: “¿Y tú de quien eres?”. La respuesta a esta pregunta implicaba dar las referencias de nombre y apellidos de los abuelos; seguidamente una de las vocecillas añadía: “claro ésta es de la familia de los …”.

Así comienza este primer escrito, si queréis leerlo íntegramente pinchar el enlace que sigue.
Y tú de quien eres

Animaros a escribir y hacernos llegar vuestras reacciones, sugerencias.

2º Ciclo Formación Terapia Gestalt.

Escrito por admin el . Posteado en Sin categoría

Llegamos al ecuador del segundo ciclo de formación. Exploraremos la función yo del self y completaremos así el trabajo parcial que hemos realizado con cada una de ellas.

Las funciones yo hacen referencia a los verbos como: sentir, ver, gustar, oler, mirar, observar, atender, interesarse, acercarse, alejarse, coger, soltar, decir, agredir, etc, es decir, los verbos que nos hablan del sentir, percibir, orientarnos y manipular.

En definitiva nuestras capacidades de prestar atención, de prudencia, de actitud deliberada, pertinentes en relación a los obstáculos. Las funciones yo son por tanto, activas y deliberadas.

Las funciones yo, en la fase de toma de contacto son las que, al aceptar el self lo dado de la situación (el ello de la situación) pueden continuar acercándose, considerando, manipulando tanto respecto al cuerpo como al entorno.

Como siempre intentaremos, a través de la lectura conjunta del PHG y de los experimentos poner en funcionamiento esta función.

!!!Podemos hacer, incluso podemos no hacer nada!!!

Escrito por admin el . Posteado en Sin categoría

Cada vez que escucho en las noticias a nuestros dirigentes, para justificar las medidas tomadas, oigo frases como estas: “A mí tampoco me gustan, pero no había otra posibilidad”, “Es la única opción posible ahora”, ¨No va a mejorar nada de manera inmediata, pero ya veréis a la larga que bueno será”, “No podemos hacer otra cosa”; que movilizan recuerdos de un pasado reciente, que imagino todos hemos podido escuchar de una u otra manera en nuestro entorno familiar. Quizás oímos a nuestra madre, padre, abuela, abuelo decirnos: “Más me duele a mí que a ti, así que no llores”, “No hay otra opción, o lo tomas o te quedas sin nada”, “Aunque ahora no lo entiendas cuando seas mayor me lo agradecerás”, “Es lo único que sé hacer”.

Y de pronto a estas frases podemos añadir las que inmediatamente acudían a nuestras mentes, y que tenían como resultado calmarnos, que aceptáramos con resignación y sin cuestionar lo que acabábamos de escuchar: “Ella sabe lo que hace”, “Ella hace lo mejor para mi”, “Si hubiera otra opción mejor, como no la iba a hacer, es mi madre y me quiere”

Empiezo a vislumbrar el efecto inmediato que las frases utilizadas por nuestros dirigentes pueden tener en todos nosotros: que no cuestionemos las noticias que nos dan, pues ellos saben que es lo mejor para todos, el convencimiento de que no hay otras maneras porque si las hubiera ellos las sabrían y las tomarían, conformarnos con lo que nos ofrecen porque no hay más, la parálisis y la idea presente en todas las cabezas de: “No podemos hacer nada”.

Pero si todas estas frases siguen teniendo plena vigencia, a pesar de los años transcurridos, es porque las mantenemos por la fuerza de la costumbre, esa que nos hace sentir ansiedad ante la menor señal de cambio en relación con ellas; y rápidamente nos llama a la resignación.

No hace mucho Serrat nos cantaba lo siguiente:

Podemos inventar, crear nuevas frases que puedan ampliar el campo de posibilidades de las costumbres más acordes, quizás, al momento presente. Algunas de las que comienzan a ir tomando sentido para mí son: “Seamos niños jodiendo con pelotas”, “Podemos hacer, incluso decidir no hacer”, “Siempre hay más de una posibilidad y si no la hay habrá que inventarla”.

“Los “utópicos”… Siguen ( SEGUIMOS) creyendo que las máquinas se inventaron para que fueran útiles, que el trabajo es una actividad productiva, que la política tiende al bien público y que, en general, algo es lo que puede hacerse. Estos son, en la actualidad, los ideales utópicos”. Paul Goodman, 1962.

Buscar para encontrar

Escrito por admin el . Posteado en Sin categoría

Enganchada a las preguntas para la reflexión que os lanzaba hace unos días:
¿En qué momento hemos perdido el camino adelantado?
¿Qué o quien ha formado parte del momento del comienzo del olvido?
¿Qué podemos necesitar para re-actualizarnos?

Me encuentro con este corto:

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=vaSDARNvqKA&w=560&h=315]

Y de pronto van emergiendo posibilidades, aunque quizás sin una forma del todo definida:
*Nos perdemos porque no sentimos que pertenecemos
*Necesitamos a otro que nos acompañe en la búsqueda de ese espacio al que pertenecer
*Y para encontrar es necesario buscar y tener fe en que puede existir ese espacio al que podamos pertenecer; por muy diferente y sorprendente que nos pueda parecer.

Desearos una búsqueda fructífera y siempre en compañía.

¿Cuando nos hemos perdido?

Escrito por admin el . Posteado en Sin categoría

A veces volvemos una y otra vez al espacio conocido, a la falsa seguridad de lo ya sabido, esa que ya no puede aportar más novedad, que ya no nos nutre y por tanto no va a favorecer la asimilación y el crecimiento.
Hacemos como que no sabemos lo que sabemos, que no tenemos las herramientas que tenemos, que no tenemos las experiencias que tenemos y hacemos una regresión, entendida como parálisis muscular y desensibilización.
Nos dejamos invadir por el no saber, cuando sabemos, con el no poder, cuando ya podemos, ¿En que momento hemos perdido el camino adelantado? ¿Que o quien ha formado parte del momento del comienzo del olvido? ¿Que podemos necesitar para re-actualizarnos?

«A veces el día amanece vacío de esperanza…»

Escrito por admin el . Posteado en Sin categoría

A veces, amanecemos y parece que lloverá desesperanza; incomprensión, soledad, incomunicación… por todas partes desesperanza. En este fantástico libro de Shaun Tan en cada lámina encontrarás la semilla de la esperanza . No es facil de encontrar, pero está. Si miras con atención a tu alrededor (en la vida y en cada una de las escenas del libro) verás que hay una pequeña esperanza ¡ENCUÉNTRALA!!

http://youtu.be/BtWThf3ZRRw

Reflexiones después de la formación. Pertenencia

Escrito por admin el . Posteado en Sin categoría

Durante el fin de semana he formado parte, en esta ocasión como observadora, del proceso de contacto desplegándose.

Como siempre algo empieza a fraguarse antes del momento del encuentro, mensajes, mails, llamadas de teléfono que han ido enriqueciendo el fondo antes de llegar el sábado a las 10 de la mañana. Todo es confuso, un mundo de posibilidades se van poniendo al servicio del campo y llegan las 10 de la mañana, la sala va llenándose con la presencia de cada uno de nosotros. La novedad en el campo, formadora, ausencias, tema y primera ronda de contacto.

Y hoy, tras un día de descanso la figura que toma sentido para mí tiene que ver con la pertenencia. La necesidad imperiosa que todos tenemos para vivir de sentirnos pertenecientes a un grupo que es importante para nosotros. Pertenecer nos da la base, el apoyo para seguir hacia delante, saber que podemos ir y volver, arriesgarnos porque siempre podremos regresar a compartir y ser recibidos.

He encontrado una imagen que dice mucho de a donde yo me siento perteneciente en lo personal y en lo profesional; y que me da el respaldo para arriesgarme en el día a día.

Y quizás algo de ese sentido de pertenencia va formando parte del campo en el grupo de formación.

Espacio Gestalt

Vicente Fuentes Sansano, 33
03205 ELCHE (Alicante)

Tel: (+34) 96 543 29 01
Móvil: 610 57 54 22 / 619 38 44 69

info@espaciogestalt.com

Síguenos en Facebook

Localización