Autor del archivo

ATMÓSFERAS SELFICAS

Escrito por espaciogestalt el . Posteado en Uncategorized

La Belleza De La Estética Canalla: Jack Shepard (Pastor) Vs James Sawyer
(Aserrador)

Música recomendada: “Transe” del grupo Guem

La serie Lost comienza con Jack, tumbado en el suelo sobre un campo de bambú. Está momentáneamente sordo y mira al cielo. Poco a poco se va levantando. Una vez de pie se mira una herida en el costado y empieza a correr hasta la costa. Cuando llega, el sonido empieza a volverle y los gritos de socorro de los supervivientes y de los motores del avión siniestrado empiezan a invadirlo todo. En este primer momento vemos a Jack vestido con un traje negro, camisa
blanca, corbata y zapatos corriendo por la playa tratando de ayudar a la gente. Un hombre está aprisionado bajos los restos del avión y Jack intenta sacarlo, no puede así que pide ayuda, tiene la pierna aplastada y le hace un torniquete con su corbata. Siguen los gritos desesperados. Gente corriendo de un lado a otro o desorientados sin saber a donde
ir. Explosiones. Una mujer joven, embarazada grita pidiendo ayuda, siente fuertes dolores, Jack corre junto a ella. No parece grave pide a un pasajero que la acompañe y que vigile las contracciones. Un joven intenta hacer el “boca a boca” a una mujer que está inconsciente. No lo hace bien. Jack se dirige hacia ella y toma las riendas de la situación.

Consigue recuperarla. Oye más gritos, un ala del avión está a punto de caer encima de la chica embarazada y del joven que la acompaña. Jack les grita que se aparten y echa a correr hacia ellos. Llega justo a tiempo para ayudarlos a
apartarse. El ala del avión cae y una fuerte explosión los tira contra el suelo, magullados pero a salvo (…) Todo bajo control. Jack ha buscado un pequeño costurero de viaje y se aparta del resto para coserse la herida. Pero la herida se encuentra en un lugar de la espalda donde él no alcanza. Kate aparece y le pide que le cosa. Kate le dice que parece no tener miedo y él contesta que una vez, después de una operación de 13 horas, seccionó el saco dural de una
paciente joven a la que operaba. Que un miedo aterrador le invadió y entonces decidió que le iba a conceder cinco segundos, no seis. Contó hasta cinco y el miedo desapareció.

Música recomendada: “dance of the dream man”de la bso de la serie Twin Peaks

La primera vez que aparece Sawyer, va vestido con unos vaqueros y una camiseta raída de color gris.

Enciende parsimoniosamente un cigarro con un zipo recostado sobre los restos del avión. La segunda
vez que aparece ha iniciado una pelea con Sayid, un pasajero árabe acusándole de terrorista y de haber
causado el accidente, insultando a Hugo e ironizando que Jack es el héroe. La tercera vez está sentado
en los restos del avión, saca una carta del bolsillo y comienza a leerla, un pitillo en los labios, observando. Luego se le ve acompañando a varios pasajeros en una excursión en busca de un transceptor para pedir ayuda. Kate le dice “has decidido acompañarnos”, y Sawyer le responde “soy un tipo complejo, guapa”.
Jack es un auténtico “pastor”. Un líder. Un firme pilar en el que todos podemos con-fiar. Es un obsesivo. Nada puede quedar a medias. Lo intenta todo una y otra vez de manera incansable, más allá de sus fuerzas y sus energías. Como buen obsesivo, quiere controlar lo incontrolable,
buscando encontrar la seguridad en las reglas establecidas, en los principios, en la ética de las acciones nobles. Busca incansablemente respuestas. Busca obsesivamente el sentido de las cosas. Es absolutamente previsible. Es una Buena persona.

Un proceso psicoterapéutico gobernado por un buen pastor, seguro, que lo sabe todo, lo
controla, tiene las palabras justas, los consejos, puede resultar excepcionalmente tranquilizador
para algunos pacientes e incluso suficiente para otros; pero si el proceso psicoterapéutico tiene
que ser la ocasión privilegiada para que nuevas experiencias tengan cabida, que aparezca un aserrador, un tipo complejo lleno de matices, imprevisible en sus propuestas e intervenciones puede ser la ocasión perfecta para que nuevas posibilidades surjan, donde las sensaciones y emociones están en continuo movimiento.

Como Jean Marie propone en alguno de sus escritos a propósito de la estética en la psicoterapia, el terapeuta debe estar donde no se le espera.

Estamos de acuerdo en considerar que a ambos nos atrae más la estética del aserrador que la del pastor. La estética canalla. Son más bellos los procesos llenos de matices, de colores, de subidas y bajadas, donde la imprevisibilidad y la incertidumbre del siguiente paso nos anima a ser curiosos.

Pero no tenemos por qué elegir. Aunque en algunos apartados hemos opuesto dos aspectos como si de una polaridad se tratara, todo sabemos que de lo que hablamos es de momentos temporales diferentes de una secuencia de contacto. De hecho, cualquiera de los personajes de la serie podrían ser aspectos diferentes del mismo proceso. Así pues en unos momentos el modo personalidad del self (Jack) tomaría las riendas del proceso, en otros el modo ello (Sawyer) sería más ajustado a la situación. En momentos donde se requiere un firme liderato, un pilar en el que apoyarse, estamos en modo Jack, mientras que en situaciones de caos, incertidumbre, novedad constante, preferiríamos el modo Sawyer. Si ambos aspectos son elementos de un mismo proceso es un misterio por qué preferimos la estética Sawyer, del aserrador. Pero si
recurrimos a la teoría vemos que en esos momentos es donde el proceso avanza, “se crece yendo hasta las cercas y perímetros, donde se acaba la propiedad de uno, y empieza uno a aproximarse a lo inexplorado del contacto humano.”1

1 Perls, Goodman y Hefferline. “Terapia Gestalt: Excitación y crecimiento de la personalidad humana”. Los

libros del CTP-4. Sociedad de Cultura Valle-Inclán. Pag xxi.

ATMÓSFERAS SELFICAS

Escrito por espaciogestalt el . Posteado en Uncategorized

©Peter Kertis
Atermon

En unas sociedades en las que se ha potenciado el paso al acto, donde decir lo que se piensa, hacer lo que se quiere, coger lo que se necesita ha sido valorado como casi el único camino para alcanzar “la felicidad”, la retroflexión ha sido anatema. “No te quedes nada dentro”, nos han dicho, porque eso provoca trastornos psicosomáticos, ansiedad, infelicidad.

La expresión de sentimientos el bálsamo de fierabrás que todo lo curaba. Así se potenciaba una cierta idea del YO a base de sacar al exterior lo que en el interior sobraba.

La Terapia Gestalt además de cuestionar la distinción fuera/dentro, nos introducía el concepto de ajuste creativo (en un entorno obviamente). Había más de una vía. Cada situación exige una respuesta creadora. Y este es el tiempo de la retroflexión. Tragarse los besos, retroflectar los abrazos, limitar la expresión de expresiones que puedan ofender. Y todo en aras de limar las asperezas
convivencia y el contagio imprescindible para combatir la pandemia.

Ahora los abrazos, los besos matan. Esa posibilidad siempre hubo estado ahí, la única diferencia es que ahora es absolutamente patente. La buena noticia es que si las formas en que nos neurotizamos son limitadas, las formas de contacto creativo son infinitas. La retroflexión disminuye el contactoobsoleto para permitir otras formas nuevas de contactar.

ATMÓSFERAS SELFICAS

Escrito por espaciogestalt el . Posteado en Uncategorized

El organismo no puede vivir si no en un entorno y eso es lo q en estos momentos lo está matando. El gran reto de esta visión del ser humano es cómo conciliar la inevitabilidad de la sociabilidad con la necesidad de supervivencia en un entorno hostil, q es la definición de ajuste creativo y cuya concreción en estos momentos sería una especie de retroflexión temporal y consciente, un distanciamiento de la frontera de contacto para proteger la superficie de contacto.

Imagen: ZIQIAN LIU

ATMÓSFERAS SELFICAS

Escrito por espaciogestalt el . Posteado en Uncategorized

Mari Ángeles Inarejos



“La contundencia del sentimiento resultó de tal alcance que no perteneció a nadie y todos lo sintieron “. A. Gabilondo

La psicología llamada moderna, solipsista (forma radical del subjetivismo según la cual sólo existe o sólo puede ser conocido el propio yo), reconocía como única “realidad” un self individualizado y la psique era una de sus declinaciones mayores.

Apoyándose en la “realidad más simple y primera” a saber, que no
existe ninguna función humana que no sea contacto con el entorno», los
autores del PHG estructuran un pensamiento y una praxis fundamentalmente innovadora, en sintonía con la naturaleza humana.

Esta actividad fundamental del ser humano que consiste en establecer y
modular el contacto con su entorno, para hacer surgir y construir figuras adaptadas y creativas a partir de la novedad de cada situación; construir las figuras acabadas u obsoletas, es la función limitada pero esencial que le asignan al Self.

La teorización propuesta por nuestro libro fundador no tiene que ser abordada como una metapsicología, sino más bien como una teoría de
la práctica o incluso una teoría para una práctica específica basada en
una antropología, una concepción del hombre en el mundo.

Nuestra tendencia natural nos empuja a cosificar el Self, a situarlo en el centro del individuo, a darle contornos, a dotarle de atributos en los que algunos serían “verdaderos” y otros “falsos”. Ahora, el nuevo
paradigma de PHG es: el Self es una operación reflexiva, una operación que presupone una integración en un campo para llegar a una diferenciación contínua. No es el individuo, es la individuación.

ATMÓSFERAS SELFICAS

Escrito por espaciogestalt el . Posteado en Uncategorized

«Lo atmosférico designa de manera metafórica el clima, el ambiente, el entorno de la situación clínica.» Tellenbach

L@s terapeut@s tenemos una responsabilidad específica en la constitución de la situación terapéutica, consideramos interesante reflexionar a propósito de ello.  

Cualquier situación establece  el marco y las reglas que serán definidas, en nuestro caso,  a lo largo del proceso terapéutico

Hay en este sentido un concepto, que nos parece muy interesante y pertinente en la constitución de una situación clínica, introducido hace más de treinta años por el psiquiatra fenomenólogo Tellenbach, que es el de atmósfera. Lo atmosférico designa de manera metafórica el clima, el ambiente, el entorno de la situación clínica. Al mismo tiempo creamos y formamos parte de ellas.

Sus factores constitutivos son múltiples, poco decibles, difíciles para
hacer una lista con ellos. La atmósfera está compartida por los copartícipes de la situación y envuelve y al mismo tiempo existe en el espacio entre ellos, por esa razón es constitutiva de los significados  que se elaboran, de las cualidades del contacto, y de la complejidad de la situación.

No tratamos  de reducir la situación clínica  sólo a la cuestión atmosférica. Queremos nombrar  algunas tal y como lo entendemos en Terapia Gestalt .

Algunas palabras que pueden dar cuenta de este clima son: atmósfera de intimidad, tensa, demasiado próxima casi invasiva,  cálida, fría, distante, cada uno cerrado sobre sí mismo, existencia de  mucha variabilidad emocional, enunciación de restricciones desde el inicio, reglas rígidas, reglas excesivamente laxas, tendencia a cerrar aunque sea de manera forzada, dispersión, excesiva concreción, atmósfera de consejo, frustrante, apoyadora, prudente, atrevida…


Como veis la propuesta está tan abierta como ATMÓSFERAS percibidas y nombradas

ATMÓSFERAS SELFICAS

Escrito por espaciogestalt el . Posteado en Uncategorized

«Por otra parte,la destrucción, llena de cálido placer (y de rabia), de las formas preexistentes en las relaciones personales conduce con frecuencia a un beneficio mutuo y al AMOR , como en la seducción y la desfloración de una virgen tímida,o en las explosiones de prejuicios entre amigos. Ya que si se considera que la asociación entre dos personas les resulta a ellas profundamente beneficiosa, la destrucción de las formas preexistentes e incompatibles con las que ellas llegan supone un movimiento hacia un self más intrínseco que va a concretarse en la
nueva figura que va a surgir; en esta liberación de lo que es más intrínseco, la energía contenida se libera y esto se transfiere a un agente liberador como el AMOR. El proceso de destrucción mutua es,probablemente, el principal campo de ensayo para la compatibilidad profunda.» PHG


«Sin agresividad, el AMOR se estanca y el contacto se pierde, ya que la destrucción es un medio de renovación.»PHG

Supervisión Clínica

Escrito por espaciogestalt el . Posteado en Uncategorized

Supervisión clínica


Escuela Formación Avalada por la Asociación Española de Terapia Gestalt


Orientación Teoría del Self, teoría de Campo

Lo que intentamos alcanzar, gracias al proceso terapéutico, es la “experiencia del sujeto, y cada sujeto nos obliga a rehacer toda la teoría psicopatológica.
Este proceso es transitado por el/la terapeuta, en ocasiones, con la soledad como compañera

El trabajo de supervisión, que os proponemos, nada tiene que ver con un profesional que sabe qué es lo que esta bien hecho y que compara con ello el trabajo desarrollado por el supervisando.
Es un proceso de apoyo y acompañamiento por el cual, como en el proceso de terapia, el supervisor acoge y reconoce lo que se presenta en la frontera/contacto, terapeuta/supervisor, es decir, “lo que es, tal como es y no lo que (el supervisor) quisiera que fuera”.

Supervisor. Pedro Olmedo Ballester. Psicólogo General Sanitario Psicoterapeuta Gestalt formado en el Instituto Francés de Terapia Gestalt de Valencia.  Miembro Didacta y Supervisor A.E.T.G. Miembro titular de la F.E.A.P.

Sesiones en línea. Skype
Sesiones presenciales
Duración: 1 hora

Concertar sesión previamente:
pedro@espaciogestalt.com
619384469

Las horas de supervisión serán certificadas y reconocidas por la AETG

ATMÓSFERAS SELFIC@S

Escrito por espaciogestalt el . Posteado en Uncategorized

«Te digo que hay un punto
En el que paramos todos,
En el que perdemos todo,
En el que lo jodemos todo.
Me dices que todo era distinto:
Sí, es inevitable, seguimos vivos.»
Alicia García Núñez
Superhéroes y/o villanos

Hay dos verbos que últimamente me acompañan, perder y renunciar . Y han activado mi curiosidad, el deseo de reflexionar desde la TG, escribir y compartir con l@s SELFIC@S.

Perder, significa dejar de tener o no encontrar algo que poseiamos, por un descuido, por una contingencia o por una desgracia y que nos lleva a no conseguir lo que esperábamos , deseábamos o amamos.

[ ] A veces quien no ha perdido algo, ese libro que no volvió a la librería, esa amiga que dejó de escribir, ese calcetín que parece que fue tragado por la lavadora, ese amor que era eterno,
Podría parecer que perder fuera un acto no consciente , algo que sucede y descubrimos al no encontrar lo buscado; el ser amado, el libro, el calcetín, la amiga…

Eva Juan fotógrafa.

Si hablamos de no consciencia, podríamos hacer la hipótesis de que perder es un proceso de estar en confluencia con…

Renunciar supone hacer una dejación voluntaria, apartarse de algo quese tiene, o se puede tener. Supone desistir de algún empeño o proyecto, que nos lleva a privarnos o prescindir de algo o de alguien.

Quien no ha renunciado alguna vez a su profesion , a su hija, a viajar, a amar, a ser amada …

Renunciar es un acto consciente, donde podemos hacer la hipótesis, al contrario que en el proceso de perder, la función ello está funcionando a pleno rendimiento seleccionado y eligiendo

Renunciar antes, adelantarse a la pérdida que sabes sucederá, quedarte y no salir corriendo cuando quizás aún puedas.

Quedarse a esperar la pérdida porque la renuncia hace tanto que la hicimos que ni la recordamos, pareciera que siempre fue así, con ese «hueco»

Espacio Gestalt

Vicente Fuentes Sansano, 33
03205 ELCHE (Alicante)

Tel: (+34) 96 543 29 01
Móvil: 610 57 54 22 / 619 38 44 69

info@espaciogestalt.com

Síguenos en Facebook

Localización